Primeramente, debo admitir que no me sorprende esto. De todos modos, y a pesar de que me va a llevar un tiempito escribir estas líneas, me parece que vale la pena hacerlo.

Productos como éste hay a montones. Al fin de cuentas, es una golosina más de todas las que hay en el mercado.
La mayoría de las golosinas, sin embargo, apelan a que son ricas, divertidas, coloridas, etc. Es decir, de alguna manera admiten sus limitaciones nutricionales.
Sin embargo, desde mi punto de vista, Arcor se ha pasado de la raya.

Sé que muchos nutricionistas recomiendan los turrones. No voy a meterme con las decisiones de otros colegas porque no me concierne, pero sí dejar en claro mi postura a pesar de que nadie me la haya pedido.

Yendo al quid de la cuestión: que Arcor se atreva a poner en el frente del envase que esta golosina “alimenta de verdad” me parece una aberración. Podrían haber dicho algo objetivo, como la cantidad de calorías que provee, o cualquier cosa por el estilo. Pero decir que “alimenta de verdad” es algo que me saca de las casillas.

Para los que no lo saben, los ingredientes de un producto se ponen de mayor a menor.

Y éstos son los del producto:

“Ingredientes: jarabe de glucosa, harina de trigo, azúcar, maní tostado 10%, aceite de girasol, proteína vegetal hidrolizada, sal, emulsionante/emulgente (lecitina de soja), espesante (gelatina/grenetina bovina), leudante/gasificante (bicarbonato de sodio), acidulante (ácido cítrico), aromatizante artificial.”

Jarabe de glucosa, harina y azúcar (en ese orden) son los 3 principales ingredientes de los 12 que presenta.
A ver, lo repito por si no queda claro. Azúcares y harina son los principales ingredientes.
Y aun así se animan a decir que “alimenta de verdad”.
¡Qué fenómenos!

Me pregunto, ¿no?¿Cómo sería entonces “alimentar de mentira”?
“¡¿Quieres la verdad?! ¡Tu no puedes manejar la verdad!” decía Homero en una memorable escena de los Simpson que parodiaba a la película “A few good men”.

Quizás es eso.
Quizás no podemos manejar la verdad y preferimos la ilusión.
Admito que desconozco si Arcor sigue haciendo uso de este mismo packaging en la actualidad, pero ciertamente lo ha usado.
En cualquier caso, me permito decir que si buscás “alimentos de verdad” o de buena calidad nutricional, no empieces por el turrón de Arcor o de la marca que sea porque vas a estar pifiando.

Anuncios